La memoria del papel (I)

Pasan los años a golpe de instantánea, recuerdan a los que se fueron, a los que no volverán, a quienes conocimos o simplemente, coincidimos. Cuando las figuras se desdibujan en la memoria o los acontecimientos se funden en el olvido, están ahí para recuperarlos.

Responden ante momentos de nostalgia, deseos de mostrar el pasado a los ávidos ojos del futuro, de ahondar en el por qué del hoy, al íntimo anhelo de revivir acontecimientos, la mayor parte de las veces, sin más trascendencia que pertenecernos.

Testigos impasibles de historias aprendidas, de escenas apropiadas a fuerza de verlas, de anécdotas contadas entre confidencias. Imágenes del ayer atesoradas como pertenencias del corazón.

Vidas enlazadas  por impresiones en papel, vestigios de un pasado ahora almacenado en la memoria de un ordenador condenado al olvido o a la destrucción antes de lo deseado. No habrá páginas que pasar, retratos para identificar, recuerdos que rescatar. La intimidad compartida frente al ayer desaparece a lomos de la fría tecnología estandarte de la impersonal modernidad.

???????????????????????????????

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s