Tiempos modernos

Recuerdo un día cuando subiendo por una escalera mecánica como si de un circuito de fórmula 1 se tratara, descubrí que realmente no tenía prisa, ninguna. Sorprendida pensé que algo iba mal porque cuanta más celeridad transmitas, más agobiada te muestres y más veces lo hagas saber, tu valía laboral y personal parecen estar a buen recaudo.

Tener tiempo y ser efectivo sin invertir horas aunque sean muertas,  no está bien visto. Si lo está informar pormenorizadamente en redes sociales de nuestro devenir, navegar por la red en busca de cotilleos o indagando en vidas ajenas, por no hablar de los numerosos juegos y aplicaciones a los que ciertos amigos se empeñan en invitar.

Hace varias semanas asistí a una conferencia de Enrique Alcat, reconocido profesional de la comunicación; Un verdadero placer escucharlo. Llano, ameno, instructivo y sobre todo asequible. Las ideas fluían sin más, ahí es nada.

Resultó extraño porque lo habitual es enfrentarte a textos o discursos donde se hace imprescindible uno o varios asistentes. Siglas, vocablos cuando no palabros y anglicismos jalonan el lenguaje haciéndolo de difícil comprensión. Anotas, buscas, intentas recordar, ardua labor, todo y más para estar al día.

Es inquietante como ciertas conductas o actitudes, nos hacen sentir partícipes del mundo actualchaplin-charlie-modern-times_02-jt.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s